El Partido Comunista de Euskadi y Gazte Komunistak denuncian que “la sangría en el trabajo no cesa”

Este viernes ha fallecido otro trabajador en un accidente laboral en Irun. El operario, de 50 años, se encontraba realizando su actividad en la empresa de plásticos Alay, cuando se le ha caído encima un plástico pesado provocándole la muerte.

El Partido y la Juventud Comunista lamentan la muerte del trabajador y denuncian que “se trata del tercer accidente laboral mortal en lo que llevamos de semana, engrosando la larga lista de trabajadores que mueren en su trabajo; 35 este año en Bizkaia, Araba, Gipuzkoa y Navarra”.

Además, denuncian que existe una “relación directa” entre “el incremento de las muertes en los centros de trabajo” y “la precarización de las condiciones laborales, derivadas de las dos últimas reformas laborales del PP y PSOE, y presión a las que son sometidas las trabajadoras”.

Por su parte, el Secretario General del PCE-EPK, y parlamentario vasco de Ezker Anitza-IU en el grupo de la coalición Elkarrekin Podemos, Jon Hernández, ha expresado sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas y ha resaltado que “es inadmisible que tres trabajadores pierdan la vida en Euskadi en una semana”. “Esta sangría de muertes en los puestos de trabajo debe parar”, ha añadido.

Es por ello, que Hernández reclama al Gobierno Vasco que establezca “medidas potentes y urgentes” sobre la “prevención de accidentes laborales e inspecciones”. Asimismo, se ha lamentado que “algunas empresas y las autoridades no se toman en serio la protección de las trabajadoras y trabajadores vascas”.

El PCE-EPK y Gazte Komunistak llaman a secundar las concentraciones sindicales que se convoquen.