Movilizaciones contra el CETA este sábado en las capitales

La ciudadanía sale una vez más a las calles, para mostrar su rotundo rechazo a un acuerdo, que va mucho más allá de lo comercial, y exigir al Congreso de los Diputados que vote en contra de su ratificación y defienda los derechos e intereses de la población a la que representa.

 

BILBO
– Kaleira a las 12:30 desde Sagrado Corazón
DONOSTIA
– Concentración a las 13:00 en Gipuzkoa plaza.
IRUÑEA-PAMPLONA
– a las 12:30 concentración en Carlos III en el cruce con la Plaza Merindades (delante del gobierno civil).

GASTEIZ (5 de junio)
– Concentración a las 11:00 en el Parlamento de Gasteiz.

 

El análisis de los efectos de otros tratados similares demuestra que no promueven la mejora de derechos laborales, ni la sostenibilidad ambiental. Todo lo contrario, estos tratados son la herramienta definitiva mediante la cual las grandes multinacionales logran doblegar la democracia y soberanía de los países. Entre otros peligros el CETA:

  • Supone que las grandes empresas se beneficien de unos tribunales privados diseñados para defender sus intereses económicos por encima de los derechos humanos, engrasando la máquina que traspasa dinero público a manos privadas.
  • Limita seriamente la capacidad de los gobiernos para crear, expandir y regular los servicios públicos y promueve la privatización de los mismos.
  • El CETA podría cuestionar las medidas de precaución de la política europea que protegen a los consumidores, a la salud pública y al medio ambiente.
  • Supondrá una menor recaudación de impuestos de grandes empresas, reduciendo la capacidad de los estados para procurar bienes y servicios públicos, dado que muchas de ellas utilizan paraísos fiscales.
  • Hace que Canadá y la Unión Europea sean más vulnerables a las crisis financieras al producirse una mayor liberalización de los mercados financieros en lugar de regularlos como empieza a ser urgente y
    necesario.
  • Existen estudios independientes de los impactos económicos del CETA que nos dicen que se perderán puestos de trabajo tanto en la Unión Europea como en Canadá, y los beneficios del tratado serán
    fundamentalmente para los dueños del capital, con el consiguiente aumento de la desigualdad.
  • Podría aumentar el coste de las prescripciones de medicamentos e impactaría negativamente en derechos fundamentales como el de la privacidad y de la protección de datos.

Por estas razones, desde la campaña No al TTIP, CETA, TISA, que reúne a día de hoy más de 350 organizaciones sociales, ambientales, sindicales, políticas, asociaciones de jueces y sectores profesionales, hacemos un llamamiento a participar en las movilizaciones de este sábado 3 de Junio en todo el Estado.