El Partido Comunista de Euskadi-EPK y GK apoyan la huelga educativa de los días 16 y 23 de mayo en la CAV

Los sindicatos ELA, LAB, STEE-EILAs y CCOO han convocado una huelga educativa no universitaria para el próximo en la CAV, por el nulo interés del Departamento de Educación del Gobierno Vasco para negociar un acuerdo de condiciones laborales dignas para las trabajadoras de la Enseñanza Pública no universitaria.

El PCE-EPK y Gazte Komunistak apoyan esta huelga, que afecta a todo el profesorado funcionario y laboral y al personal de apoyo educativo y  de cocina y limpieza, dependiente de la Administración vasca, porque entienden que “es necesario movilizarse frente al ninguneo generalizado por parte de la Institución, gobernada por PNV y PSE, hacia las trabajadoras de la Enseñanza Pública”. “No solo se está despreciando la negociación con los sindicatos, sino que el Gobierno de Urkullu, sostén del Régimen del 78, está precarizando la educación vasca manteniendo una temporalidad media de casi el 40%, no está cubriendo las bajas desde el primer día, las paga de forma parcial o permite ratios por aula altísimos“, han añadido.

Además, denuncian que “el PNV y PSE están comenzando a aplicar la LOMCE y Heziberri” con la puesta en marcha durante el mes de mayo en 30 centros vascos de una prueba piloto de reválida en tercero de primaria, que va implicar que “el alumnado de 9 y 10 años se enfrente a una prueba escrita larga y estresante, haciendo oídos sordos ante las numerosas movilizaciones en las que las comunistas vascas hemos trabajado este curso contra dichas reformas.”.

Por ello, el Partido y la Juventud Comunista consideran que las jornadas de huelgas “también deben de servir, de nuevo, para exigir la derogación de la LOMCE y su versión vasca, Heziberri”. En su opinión, “este tipo de reformas tiene como fin restringir el acceso de la clase trabajadora a estudios superiores” porque “el Régimen ha apostado por un modelo productivo vinculado al turismo y el ocio”.

Estas organizaciones comunistas consideran que “frente a su modelo educativo excluyente y precarizador, debemos, obreras y estudiantes, realizar una propuesta alternativa desde donde poder construir una educación pública rupturista, que garantice por fin un trabajo y una vida digna para la clase trabajadora”.

Por todo ello, el Partido Comunista de Euskadi-EPK y Gazte Komunistak llama a todas las estudiantes y trabajadoras a secundar “de forma masiva” la huelga educativa no universitaria de los días 16 y 23 de mayo.

POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA QUE GARANTICE UN EMPLEO Y VIDA DIGNOS, ROMPAMOS CON EL RÉGIMEN. 

¡Ni explotar ni expulsar, educación obrera y popular!