El PCE-EPK y GK llaman a la movilización del 1 de mayo

Entendemos que el mal llamado “Oasis Vasco” transmitido por los medios afines al PNV-PP-PSOE y por la casi totalidad de la prensa en Euskadi, sigue una estrategia de venta de una especie de construcción de mito vasco en la que precariedad y la pobreza no tienen lugar en Euskadi, a pesar de que lo vemos en el día a día, los datos de pobreza lo muestran un aumento de la misa y las condiciones laborales de los vascos son objetivamente cada vez peores.

Por eso, desde el PCE-EPK y GK llamamos a la movilización del 1 de mayo, reivindicándonos como clase y construyendo la misma, así que…

¡El 1 de Mayo, movílizate!

  • Bilbao: Gran Vía 79, 12:00
  • Donostia:  Alderdi Eder (Ayuntamiento), 12:00
  • Vitoria-Gasteiz: Plaza Virgen Blanca, 12:00
  • Pamplona-Irunea: Antigua estación buses, 12,00

 

MANIFIESTO DEL PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA PARA EL 1 DE MAYO DE 2017

Un primero de Mayo para la Paz, una exigencia histórica de la Clase Obrera, que hoy más que nunca exigimos las trabajadoras y trabajadores de nuestro País.
Porque los trabajadores sabemos que mientras que las grandes corporaciones hacen la guerra, buscando solo intereses geoeconómicos, las trabajadoras y trabajadores, ponemos los muertos.
Porque sabemos que el mismo País (Arabia Sauidi) que condenan a sufrir latigazos en publico a los trabajadores que piden aumento de sueldo, o los derechos de la mujer trabajadora practicamente no existe, es el País que está subvencionando con armas, a los grupos que están generando muerte y exilio a miles de trabajadores y trabajadoras en Siria.
Porque el mismo Presidente (Trump), que pretende eliminar los derechos básicos a los trabajadores y trabajadoras emigrantes, es el que bombardea indiscriminadamente países, sin el reconocimiento de las Naciones Unidas, causando más muertes a los trabajadores y trabajadoras de esos países.
Porque los Gobiernos de Francia o España, que apoyan los bombardeos en Oriente Próximo, sin la mas mínima consideración a la vida (la mayoría de trabajadores y trabajadoras), son los mismos Gobiernos que están recortando en derechos laborales y condenando a los trabajadores y trabajadoras de su país, a la precariedad, desempleo, no acceso a una educación de calidad y pública o una sanidad digna.

Por ello desde los centros de trabajo, en las manifestaciones, en las asambleas, los trabajadores y trabajadoras de este País, gritamos NO A LA GUERRA Y POR UN PRIMERO DE MAYO PARA LA PAZ.

No es posible que sigamos tolerando que se esté vendiendo desde la derecha, que se está creando empleo, cuando este empleo, cuando existe, ni siquiera va acompañado de un salario que supere el nivel de la pobreza, o que las distintas fases de las políticas neoliberales, haya condenado, en nuestro país, a las mujeres a soportar una discriminatoria brecha salarial cada día mayor, o a las trabajadoras y trabajadores de menos de 30 años, a unos salarios y una precariedad laboral inhumana, que anula cualquier posibilidad de futuro.

No es posible que los empresarios se estén aprovechando de una reformas laborales desequilibrantes, que están utilizando para bloquear la negociación colectiva, eliminando los derechos recogidos en los tradicionales convenios colectivos, sobre todo en aquellas empresas y sectores productivos donde no existe fuerza sindical.

El Gobierno del Partido Popular, sigue realizando reformas neoliberales de calado en el conjunto del Derecho laboral Español. Tal como era costumbre en el Gobierno de Aznar, aprovecha la ley de acompañamiento de los presupuestos generales del Estado, para introducir nuevos recortes laborales; en los borradores de la propuesta de 2017, pone más dificultades para la remunipalizacion de servicios, y establece la prohibición a los Gestores Públicos, de establecer contratos indefinidos, salvo por condena judicial, condenando a la precariedad a miles de trabajadores y trabajadoras del sector publico que llevan años con contratos temporales.

Estamos en un Primero de Mayo, donde a pesar de la resistencia en ciertas fábricas y la movilización en algunos sectores productivos, el numero de jornadas de huelga ha sido, en el último año el menor de toda la historia. Un Primero de Mayo donde los derechos de los trabajadores/as esta acercándose más a los existentes en la primera mitad del siglo XX que al logico desarrollo del siglo XXI.

Es indispensable, por tanto que el PCE, juegue el papel que le corresponde a un partido que nos reclamamos de la Clase Obrera y sirva de catalizador para la unificación de las movilizaciones obreras, sean Mareas, huelgas sectoriales por la negociación colectiva, o movilizaciones sindicales de profundo contenido sociopolítico que pretende cambiar las políticas neoliberales y las imposiciones del Capital.

POR UN PRIMERO DE MAYO PARA LA PAZ
POR LA DEROGACION DE LAS POLITICAS NEOLIBERALES QUE ESTA ASFIXIANDO A LA CLASE

VIVA EL PRIMERO DE MAYO