El voto de nuestra coalición en el Parlamento Vasco ha permitido que las y los trabajadores públicos puedan tener una subida salarial que no es ningún regalo, sino una conquista.

La formación de izquierdas ha defendido durante el debate llevado a cabo en el Parlamento Vasco que “esta subida salarial evitará la congelación de los sueldos de los y las funcionarias, una vez ha desaparecido el chantaje del pack”, en alusión a la ya retirada ley de acompañamiento presupuestario. Sin embargo, el portavoz de la formación en el Parlamento Vasco, Jon Hernández, ha recordado que “rechazamos la subida salarial a altos cargos”.

El portavoz de Ezker Anitza-IU en el Parlamento Vasco, Jon Hernández, ha explicado durante el debate de la proposición de ley de medidas presupuestarias urgentes para el ejercicio 2019 en materia de retribuciones que la formación de izquierdas se va a abstener en el proyecto de ley porque no están de acuerdo “con la subida de las retribuciones de altos cargos y gobierno cuando la subida salarial de los funcionarios es la mínima aceptable”.

En este sentido, Hernández ha querido recordar que de la misma manera que están en desacuerdo con la subida de salarios a altos cargos y al gobierno, “exactamente igual que estamos en desacuerdo con nuestra subida salarial, la de parlamentarias y parlamentarios”, y por eso ha recordado Hernández “la subida de nuestros sueldos, no contó con el voto favorable de la coalición Elkarrekin Podemos”.

Igualmente, Hernández ha destacado en su intervención que su grupo se abstiene porque es necesario que se aborde “la importante pérdida de poder adquisitivo del funcionariado durante esta última década. Pérdida de poder adquisitivo que no se compensa con esta subida salarial y que necesita de un reconocimiento de deuda que el Gobierno no está dispuesto a hacer a las y los empleados públicos”.

Para la organización de izquierdas, el paso dado por el gobierno de Urkullu es insuficiente. La proposición de ley anterior pretendía meter diferentes cuestiones “para obligarnos a elegir entre: tragar con cuestiones con las que no estamos de acuerdo, o rechazar todo el pack, con la intención de hacernos responsables de la congelación de los salarios de las y los empleados públicos” algo que ha sido calificado por Hernández de “inaceptable e indecente”.

Hernández ha denunciado durante el debate la ausencia de diálogo del gobierno con la oposición ya que “no la retiró para negociar, porque no está dispuesto a negociar estas cuestiones”. El portavoz de Ezker Anitza-IU en el Parlamento ha llamado a “no llevarse a engaños, Urkullu no ha querido ni quiere negociar”.

Por este motivo, y ante lo que Hernández ha calificado como “chantaje inicial planteado por el gobierno, al que no le ha importado utilizar a los empleados públicos como rehenes para su pelea política frente a la oposición”, desde la coalición Elkarrekin Podemos decidieron registrar una proposición de ley “para aplicar las subidas salariales sin condicionarlo a otras cuestiones”.

 

Hernández considera que “esta subida no es más que la ejecución en Euskadi de los acuerdos de mínimos conquistados por los representantes de los trabajadores frente al Gobierno del Estado, y que es por lo tanto la mínima subida salarial que podría ser aceptable para nuestra coalición”.

El parlamentario de Ezker Anitza-IU ha recordado que “hoy votamos subir o no subir el salario de las mujeres y hombres que hacen que funcionen los servicios públicos en este país”, y ante esto, desde su formación lo tienen claro, “en lo que dependa de nosotros, vamos a dar los pasos necesarios para mejorar las condiciones de vida de las y los trabajadores”. Hernández ha concluido señalando que son conscientes de que no es suficiente lo aprobado, pero igualmente “conscientes de la necesidad que tienen las y los trabajadores públicos de la subida salarial”.

Autor entrada: PCE-EPK