El PCE-EPK recoge los restos de los cinco milicianos del Batallón Perezagua exhumados en el Monte Altun.

Los restos de los cinco milicianos del batallón Perezagua del PCE-EPK exhumados en el Monte Altun en Zeanuri fueron entregados ayer por parte del Gobierno Vasco y el Instituto de la memoria Gogora a sus familiares y a una delegación del PCE-EPK compuesta por su Secretario General Jon Hernández y la militante Marina Timofeva, una de las más veteranas comunistas de Euskadi.

De acuerdo a la sociedad de ciencias, los cinco «habían sido enviados a la zona de Barazar en la primavera de 1937 para tratar de impedir el avance de los franquistas hacia Bilbao y fueron abatidos en combate, a pie de trinchera». 
Durante el acto de entrega de los restos, Hernández destaco la juventud de los milicianos de este batallón y el compromiso de los mismos ante el levantamiento fascista, defendiendo los valores de la democracia, la libertad y las ideas de una sociedad justa e igualitaria.
 
Tres de los cinco restos de los milicianos serán inhumados seguidamente en el Columbario de la Dignidad, en Elgoibar. En el caso de los restantes, son las familias quienes los trasladarán a sus respectivos cementerios.

Exhumación e identificación

El 18 de noviembre de 2017 tuvo lugar una exhumación en el monte Altún de Zeanuri en busca de los restos de Pedro San Millán Beitia, que fue identificado gracias a la placa numérica del cuello. Una vez iniciadas las labores, se encontraron otros cuatro cuerpos a lo largo de lo que terminaría siendo una trinchera de guerra, junto a otras dos placas identificativas y enseres que usaban en su día a día. Pertenecían al Batallón Perezagua.

A tres de ellos se les identificó gracias al número de chapa que portaban en el momento (Pedro García Gil, Pedro San Millán Beitia e Isaías Rebollo Cardo). Una prueba de ADN confirmó la identidad de José María Alberdi Ruiz; y la investigación histórica aportó altos indicios de probabilidad para identificar Valentín Fernández Soto.

Autor entrada: PCE-EPK