Lamentamos la muerte ayer de dos trabajadores en su lugar de trabajo, en sendos accidentes laborales ocurridos en Bedia (Bizkaia) y Azpeitia(Gipuzkoa)

El Partido Comunista de Euskadi y Gazte Komunistak lamentan la muerte de dos trabajadores en sus puestos de trabajo

Este lunes han muerto dos trabajadores en accidentes laborales. Uno de ellos, trabajador de 43 años en la empresa Forjas Unidas Vasca, en la localidad vizcaína de Bedia, ha muerto al recibir un golpe en la cabeza que le ha causado un traumatismo craneal. El otro fallecido, operario de 50 años en la localidad guipuzcoana de Azpeitia, estaba realizando sus labores en Astigarraga Kit Line, empresa en la que trabaja, cuando se ha enganchado en el mecanismo de una maquina envasadora.

El Partido y la Juventud Comunista lamentan la muerte de ambos trabajadores y denuncian que “con estos dos, ya son 34 los muertos en accidentes de trabajo en lo que va de año en Bizkaia, Araba, Gipuzkoa y Navarra”.

Además, denuncian que “las muertes en el centro de trabajo están aumentando debido a la precarización de las condiciones laborales, derivadas de las dos últimas reformas laborales del PP y PSOE, y la presión a las que son sometidas las trabajadoras”.

Es por ello, que el PCE-EPK y Gazte Komunistak instan a las instituciones a “aumentar el número de Inspectores, destinar los recursos adecuados y elaborar auténticas políticas de prevención laboral”. En este sentido, denuncian que “las reformas laborales dificultan la prevención situando a las trabajadoras y trabajadores en una total indefensión a la hora de exigir medidas que eviten este tipo de accidentes en los centros de trabajo”.

Por su parte, Jon Hernández, Secretario General del PCE-EPK, y parlamentario vasco de Ezker Anitza-IU en el grupo de la coalición Elkarrekin Podemos, ha expresado sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas y ha expresado que “la sangría de muertes en los puestos de trabajo es semanal, no puede ser que todas las semanas un trabajador o trabajadora pierda la vida en Euskadi”.

Hernández demanda “medidas potentes” para acabar con esta “lacra”. Así, ha subrayado que las “empresas no se lo toman en serio y las autoridades tampoco”.

El PCE-EPK y Gazte Komunistak muestra su solidaridad a las familias y compañeros de los trabajadores, y llama a secundar las concentraciones sindicales que se convoquen.

 

Autor entrada: Comunciación EPK