El EPK y GK lamentan el fallecimiento de un trabajador vizcaíno por la inhalación de monóxido de carbono

Este lunes ha muerto un operario de 47 años al inhalar monóxido de carbono mientras realizaba una revisión rutinaria de las piscinas descubiertas de Gane, en Amorebieta. Al parecer, el trabajador ha fallecido por el mal funcionamiento de una maquina hidrolimpiadora con motor de gasolina.

El Partido y la Juventud Comunista se suman a la petición de los sindicatos, que han exigido a Osalan y a la Inspección de Trabajo investigaciones precisas para que se esclarezcan las posibles responsabilidades empresariales.

En este sentido, denuncian que “las reformas laborales del PP y PSOE dificultan la prevención situando a las trabajadoras y trabajadores en una total indefensión a la hora de exigir medidas que eviten este tipo de accidentes en los centros de trabajo”.

El Secretario General del PCE-EPK, y parlamentario vasco de Ezker Anitza-IU en el grupo de la coalición Elkarrekin Podemos, ha recordado que con este “son 22 los muertos en accidentes laborales en Euskadi y Navarra en lo que va de año”. “Esta tasa de siniestralidad laboral responde a un modelo laboral que cada vez es más precario, inestable y temporal, en el que las trabajadoras y trabajadores se ven obligadas a poner en riesgo su salud con miedo a perder el empleo”, ha añadido.

El PCE-EPK y Gazte Komunistak muestra su solidaridad a las familias y compañeros del trabajador y llama a secundar las movilizaciones que se convoquen para denunciar los hechos.