PCE-EPK y GK no comparten la decisión de acusar de delito de terrorismo a las personas involucradas en los hechos sucedidos en Altsasu

Tras los hechos ocurridos el pasado 15 de octubre en un bar de Altsasu, esta madrugada 8 personas eran detenidas.  Seis de estas ocho personas entraban en prisión, de forma cautelar “ante el peligro de huida”, acusadas de terrorismo; las otras dos eran puestas en libertad provisional.

Desde el Partido Comunista de Euskadi-EPK y Gazte Komunistak no compartimos que los hechos ocurridos sean tratados como delito de terrorismo, cuando la propia Guardia Civil y la Policía Foral de Navarra reconocen que no fue una “agresión organizada”. No podemos compartir tampoco la decisión de enviar a prisión a los detenidos a la espera de juicio, con la excusa nada argumentada de “peligro de huida”.

De la misma manera no compartimos que el caso haya sido elevado a la Audiencia Nacional, considerando que deberían ser los juzgados ordinarios quienes llevasen el asunto, en este caso en Pamplona-Irunea.  Aprovechamos una vez más para mostrar nuestra opinión contraria a la existencia de determinados órganos excepcionales como la propia Audiencia Nacional.

La magnificación y la acusación de terrorismo sobre hechos que no lo son, no solo no ayuda, sino que perjudica la normalización política y la paz en Euskadi.  Tratar este suceso como terrorismo nos parece una falta de respeto para las miles de víctimas del terrorismo de nuestro país.

Por eso, desde el PCE-EPK y Gazte Komunistak mostramos nuestra preocupación por el trato que están recibiendo estos hechos y mostramos nuestro rechazo a las decisiones que está tomando la Audiencia Nacional.

15-11-2016tabernaaltsasu